Infoguia.com

Los orígenes del logotipo

Los orígenes del logotipo
Fecha de Publicación: 17-12-2015
Fecha de Actualización: 17-12-2015

El uso del logotipo tiene sus antecedentes en la historia antigua, desde la civilización griega y romana. .

El término “logo” proviene del griego y según su etimología significó en un principio “palabra” o “discurso”. Un ejemplo del uso de logos en la época clásica se presenta en las monedas utilizadas por griegos y romanos, en las cuales éstos representaban a gobernantes o ciudades.

La creación de logos aumentó durante la Edad Media, período en el cual proliferaron aquellos destinados al uso comercial, artístico y eclesiástico. En la Baja Edad Media mejoró el diseño de los logos, especialmente el de aquellos empleados por los comerciantes para distinguir la mercancía. Otros logotipos de la época fueron las filigranas en los papeles, hechas por los fabricantes de papel y empleadas especialmente por la nobleza, las marcas de los orfebres en sus obras y los signos masónicos.

Sin embargo, a pesar de estos antecedentes históricos, el logotipo tal como lo conocemos en la actualidad surgió en Europa y los Estados Unidos, con la Revolución Industrial, es decir, a partir de mediados del siglo XVIII. Ya para esta época, la economía capitalista se encontraba en pleno desarrollo y con la industrialización se produjeron cambios significativos en la historia a nivel social, económico, cultural y tecnológico.

De esta manera, mientras la economía medieval se caracterizó por la producción artesanal, en la cual el artesano realizaba un producto en su totalidad y su firma era garantía de calidad, origen y confiabilidad, en la Revolución Industrial la fabricación artesanal evolucionó hacia la producción en serie, gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías. El volumen de artículos producidos creció vertiginosamente y éstos comenzaron a comercializarse a nivel nacional e internacional.

Fue en ese momento en el que surgió el logotipo propiamente dicho, con el objetivo de diferenciar los productos similares dentro de la misma área comercial. Dado que durante los siglos XVIII y XIX la mayoría de las personas eran analfabetas, fue necesario utilizar logotipos que incluyeran imágenes o emblemas en los envases y paquetes, para que el consumidor lograra distinguirlos. De igual manera, el logo funcionaría como garantía de calidad de los productos en serie, antes ofrecida por la firma del artesano.

Posteriormente, los productores empezaron a incluir el nombre de la empresa junto con el ícono, con una tipografía distintiva. En muchos casos los nombres de las compañías eran los apellidos de los dueños, como por ejemplo, Kellogg’s o Levi’s.

En la sociedad de consumo actual los logos se han convertido en piezas fundamentales tanto para las empresas como para los clientes. La diversidad de productos y servicios en el mercado es inmensa y debido a los grandes niveles de competencia, se vuelve imprescindible para las compañías tener un logo distintivo, que se destaque por encima de las demás.

En los tiempos modernos, el diseño de logotipos es una necesidad imprescindible para las empresas y anunciantes. Incluso con el surgimiento de la era digital de la comunicación e información, si una empresa quiere lanzar su sitio web, el manejo del logotipo desempeña un papel esencial para posicionar su imagen, ya que debe adaptarse a todos los medios y soportes de la comunicación.

Infotips
El compresor de aire resulta de gran utilidad para el uso de herramientas como retro-martillos y atomizadores de...
Un plan de negocios, no es más que una guía detallada donde se recopila toda la información...
Las cucarachas son insectos con desagradable aspecto, que no saben convivir solos, es por ello que cuando...
Lic. Adolfo Rojas en